¿PUEDE EL KENPAULONA CURAR LA SORDERA?